Glaucoma

Es una enfermedad que afecta al nervio óptico. El principal factor de riesgo que tiene y que podemos controlar es el aumento de la presión intraocular (PIO).

La detección precoz es fundamental.

Nervio normal
Nervio glaucoma

Definición y tipos

El glaucoma es un conjunto de enfermedades que tienen como característica común una atrofia del nervio óptico con una pérdida de campo visual. El aumento de la presión intraocular es el principal factor de riesgo.

El humor acuoso es un líquido que se produce dentro del ojo, en una estructura llamada procesos ciliares, y se elimina por la malla trabecular. Esta malla se encuentra situada en una zona que forma un ángulo entre el iris y la córnea.

El glaucoma puede ser de ángulo abierto o cerrado, y también puede ser primario o secundario a otras patologías oftalmológicas. El glaucoma primario de ángulo abierto es el tipo más frecuente de glaucoma, estimándose una incidencia según la Organización Mundial de la Salud de más de 2 millones de casos nuevos cada año.

Tener un familiar con glaucoma aumenta el riesgo de padecerlo. Se han identificado varios genes relacionados con el glaucoma, como por ejemplo el nada TIGR, GLC1A, GLC1B, GLC1C, etc.

El glaucoma suele aparecer en la edad adulta (a partir de los 40 años de edad), aunque existen casos de glaucomas congénitos, infantiles y juveniles.

Diagnóstico

El glaucoma se manifiesta clínicamente como una pérdida lenta, progresiva e irreversible del campo visual que no es percibida por el paciente hasta que no llega a estadios avanzados, en los que la visión periférica es ya muy reducida.

Una revisión oftalmológica básica permite diagnosticar esta patología en la mayor parte de los casos. Aparte de la exploración oftalmológica, existen diferentes pruebas complementarias que nos ayudan al diagnóstico y seguimiento de esta enfermedad. Algunas de ellas son:

OCT normal
OCT glaucoma

Tratamiento

El tratamiento del glaucoma está orientado a disminuir la presión intraocular, a mejorar el flujo ocular ya reducir el estrés oxidativo. Para ello, disponemos de varias herramientas:

Conclusiones

Los pacientes afectos de glaucoma no perciben la pérdida de campo visual hasta estadios muy avanzados.

Dado que el glaucoma es una enfermedad altamente prevalente e irreversible, es de vital importancia un diagnóstico precoz.

Con un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado podremos evitar una pérdida importante de la visión que, en el peor de los casos, puede derivar en ceguera.

Se recomienda hacer revisiones periódicas a todos partir de los 40 años, y antes si hay antecedentes de glaucoma en la familia.

Información

Si desea solicitar visita o modificarla, por favor llame al +34 93 725 41 39.

Los horarios de visita son de lunes a jueves de 15:30 a 20h y los viernes de 15:30 a 19h

(No gestionamos las visitas por correo electrónico)